sábado, 19 de febrero de 2011

Charlie Runkle, el fiel escudero


Qué sería del Quijote sin Sancho Panza. Un chiflado al que la gente vería aparecer a lomos de Rocinante, murmurando incoherencias y persiguiendo quién sabe qué. A los cuatro días acabaría en alguna zanja, moribundo. Sólo se entiende su grandeza desde los ojos de su fiel escudero. Algo muy similar pasa con Californication. Sólo comprendemos la genialidad de Hank Moody cuando nos ponemos en la piel de Charlie Runkle.

Runkle es un reflejo del espectador. Admira a Moody de la misma forma ilusa que éste. Es su agente, su amigo, su confesor. Su fan número uno. Y por eso jamás será como él. Porque Hank no admira a nadie excepto al rostro que encuentra cada mañana en el espejo.

Analizarle más seria inútil. Es un buen tipo deslumbrado por la luz artificial de Hank Moody. Y sin embargo, tiene su propia luz, una luz pura, una luz que nos hace desternillarnos, emocionarnos. Por eso cuando recordamos momentos de la serie, en la mayoría aparece este divertidísimo calvo. Y eso voy a hacer ahora. Así que sin más, lo mejor de lo mejor de Charlie Runkle...


5. De esta escena no he encontrado vídeo en YouTube. Comprensible. Sólo daré algunos datos. Runkle y Hank Moody en la misma cama, compartiendo conquista. Hank meditando. Preguntándose por qué después de acostarse con esa belleza, tiempo atrás, no la volvió a llamar... Hasta que cae. "Charlie, para!" Pero ya es tarde...



4.
La relación entre Runkle y su esposa Marcy ha dado mucho juego a lo largo de las temporadas. Ambos son personajes geniales con una gran química y una vis cómica que transpasa la pantalla. Cómo olvidar este momento, paradima de tantos otros. Él entrando a hurtadillas en su casa, una media en la cabeza, en mitad de la noche. "I'm raping you. You like it?" Runkle en estado puro.

3. Rodaje de Vaginatown. "La Lista de Schindler" del género porno. Última toma. Problemas. Se necesita un doble de pene que aguante el minuto que falta para terminar la película. Y quién acudirá al rescate sino el gran Runkle. Su escasa resistencia hace el resto para rematar una de las escenas más divertidas de la serie.



2
. Marcy en la puerta de su despacho, asomándose, pero en su silla no le vemos a él, sino a la mujer que encabeza estas líneas. Sue Collini. No hace falta decir nada más. Un nombre que pasará a los anales de la serie, y de todas las series. Bueno, sólo una cosa... "Charlie Runkle, are you inside that woman?" Pasen y vean....

1. El momento cumbre de la serie. Charlie Runkle enfrentándose a la mayor humillación de su vida, y nosotros riendo sin parar. Grande Runkle, grande Californication.


PD: ¿Qué otros grandes momentos os vienen a la cabeza?

2 comentarios:

  1. Aún no salia cuando fue escrito esto, el Blowjob que le hace el trasvesti en la patrulla, el llanto de Charly, épico..

    ResponderEliminar
  2. a Marcey "¡TU NUNCA ME ESCUCHAS JODER!"

    ResponderEliminar