lunes, 23 de octubre de 2017

Moira, o las terribles consecuencias de ser quien quieres ser


Hoy abandono toda objetividad para comentaros un libro especial. Esta vez no se trata de una reseña, o no una al uso. El motivo, uno muy simple. El autor de esta novela es ni más ni menos que un servidor. Orgulloso por los resultados os la presento aquí.

Moira es una novela de ciencia ficción, de corte distópico. Un mundo que podría ser mañana mismo, en el que irrumpe una nueva aplicación que permite a sus usuarios alcanzar sus sueños, conseguir ser quien quieran ser, tan sólo entregándole el control absoluto de sus móviles. Y con ello sus contraseñas, sus cuentas, sus contactos. Inclinarse por fin ante el dios de la tecnología. 

La novela extiende sus ramas por todas las implicaciones a nivel global del uso de dicha aplicación, siguiendo tanto a su creador y su tortuoso camino como el de usuarios que años más tarde emprenden el suyo propio. El mundo tal y como lo conocemos se rinde a los beneficios de una aplicación que permite alcanzar una buena educación, o completar carreras o sueños a gente que jamás se atrevió a soñar con ello. 

Pero no todos piensan que acabar con los errores, las equivocaciones, el esfuerzo y la frustración y los caminos que te llevan a sitios inesperados, sea algo tan positivo. Y por eso un pequeño grupo utiliza la misma aplicación para ser lo que quieren ser: las personas que acaben con ella.

Con estos ingredientes tenemos una novela que sorprende y que plantea preguntas que recuerdan a las de Charlie Brooker en la archiconocida Black Mirror (quiero pensar que acercándose a los más inspirados), o a las que ya hace muchísimos años esbozaron Bradbury o Huxley en sus famosas distopías.

En resumen, una pequeña y curiosa novela que os presento y os recomiendo encarecidamente. Toda la ilusión que ha inspirado cada palabra, cada coma, cada línea de diálogo y cada fugaz idea, espero que se hayan conseguido impregnar cada una de las páginas de Moira.

Si os animáis a leerla, podéis encontrarla siguiendo este enlace en Amazon o a través de su portada, a continuación...



miércoles, 12 de abril de 2017

Tan poca vida


Novela imperfecta como un caudal descontrolado que arrastra a su paso ramas, escombros y a todo aquel que se cruce en su camino, con exceso de páginas, de sufrimiento, de personajes y de todo aquello que una gran y ambiciosa obra debe tener.

Hanya Yanagihara (Los Ángeles, 1975) empezó a escribir una historia sobre cuatro amigos en Nueva York, sobre cómo evoluciona su relación a lo largo de los años, y finalmente consiguió todo lo que quería y mucho más. Cómo me gustan las historias que avanzan por caminos que inicialmente parecían claros, y que se tuercen, crecen y acaban siendo algo completamente distinto. 

Jude, Willem, JB y Malcolm. Difícil olvidarlos si has recorrido las casi 1.000 páginas de este portentoso, extremadamente cruel y extremadamente bello libro. Antes de entrar al detalle sólo recuperaré las palabras con las que se suele promocionar Tan poca vida

"La novela que hay que leer. Para descubrir... Qué dicen y qué callan los hombres"

Eso NO es para nada lo que encierran estas páginas. Esta no es una obra sobre la relación entre amigos, sobre lo que callamos y lo que decimos. Eso podría ser otra obra, también fascinante según cómo. Esta es una obra sobre la lucha por vivir plenamente, por ser feliz, a pesar de todo el dolor que uno pueda arrastrar.  Por encontrar los momentos o las personas a las que aferrarse.

Veamos...