martes, 26 de agosto de 2014

Ruido de Fondo

 
Don Delillo es uno de los escritores vivos más relevantes a nivel internacional. Nacido en Nueva York en el año 1936, trabajó en una agencia literaria durante años, y durante este periodo fue escribiendo y publicando algunas novelas que perfeccionaron su estilo. Americana fue la primera, y también es lo primero que leí de él. Pinceladas de genialidad en una obra irregular con destellos al mejor Mad Men en la primera parte y a un pobre Kerouak en la segunda. Lo peor, el interés del principio se diluye demasiado pronto, y cuesta acabarla.
 
No sería hasta 1985, cuando se publicó White Noise, la novela que nos ocupa, cuando Delillo alcanzó la fama y el reconocimiento. Más que merecido. Luego vendría la que es considerada su obra maestra, que se encuentra muy alta en mi lista de futuribles. Hablo de Underworld, por supuestoYa tardo en leerla...
 
Antes de adentrarnos en el libro que en su día se tradujo como Ruido de fondo, haré un último apunte sobre su autor. Y es que no seré el único que escuchó su nombre por primera vez cuando el reputado crítico Harold Bloom realizó la siguiente afirmación:
 
"Los grandes novelistas americanos vivos son Philip Roth, Don DeLillo, Cormac McCarthy y el misterioso Thomas Pynchon, probablemente el mejor de todos ellos".
 
Cualquiera que haya leído un solo libro de alguno de estos cuatro escritores, mitos vivos, sabe que estar incluido en esta lista no es poca cosa. Comprenderá al instante por qué no he tardado en adentrarme en el mundo de Don Delillo...