domingo, 9 de diciembre de 2012

Homeland. Esto ya lo hizo Jack Bauer. Y mejor



Una de las series del momento, por no decir la serie de moda, es la nueva joya de la cadena Showtime, una cadena valiente, transgresora (Weeds o Dexter son buena prueba). Nos encontramos aquí con una historia sobre un marine estadounidense capturado en Afganistán, donde pasa ocho largos años cautivo, sometido a todo tipo de torturas. Su rescate y vuelta a casa convertido en héroe, y las sospechas de una inestable agente de la CIA de que puede haberse pasado al otro bando, son los ingredientes principales de esta historia que ha conquistado a medio mundo.

Emmys, Globos de Oro. La crítica se rinde a sus pies, poniéndola al nivel de obras de arte como Mad Men o Breaking Bad. El mismísimo Obama es fan declarado de la serie. Es obvio para cualquiera que haya visto la serie que ésta tiene sus virtudes. Yo mismo estoy enganchado. Giros constantes, personajes carismáticos y sorpresas que te mantienen en vilo. 

Sin embargo, como fan declarado que soy de la siempre añorada 24, no puedo evitar ver que, al fin y al cabo, lo que me tiene ansioso por ver el siguiente capítulo en Homeland es el mismo esquema que ya tenía aquella. No en vano sus creadores son los mismos. Medio mundo, o quizá todo, piensa que el sargento Brody y la reconocidísima Carrie han perfeccionado la fórmula. Ritmo más lento, mejor desarrollo de personajes. No estoy de acuerdo. Estas son mis razones...

domingo, 2 de diciembre de 2012

Londres 2012. Exposición camuflada de Banksy



Empiezo con esta entrada un pequeño especial con el recorrido artístico que estoy haciendo durante las últimas semanas por una de esas imprescindibles ciudades en la que estoy teniendo la suerte de trabajar. Londres tiene tantos detalles, tantos sitios increíbles, que me voy a permitir no empezar con los clásicos, sino con un espacio que descubrí por casualidad, paseando por la zona de Covent Garden.

El arte callejero es a día de hoy uno de los sellos de identidad de Londres, uno de los grandes factores que la convierten en una ciudad moderna, puntera. Y no cabe duda de que el misterioso Banksy es su máximo exponente. Sus obras han dado la vuelta al mundo, y puedo atestiguar que en la misma Londres, mercadillos como el de Notting Hill o el de Candem tienen un gran negocio en la explotación de éstas.

Fría noche tras un largo día descubriendo la ciudad con un amigo. Una fábrica abandonada. Obras como la de la imagen anterior en la fachada (y las que siguen). "Mr Brainwash Art Show", Free Admission. Me detengo. Oye, este nombre me suena. ¿De qué será?

Los que hayáis visto el imprescindible documental Exit Through the Gift Shop ya sabéis la respuesta. Los que no, ya tardáis. Y a todos, os recomiendo echar un ojo a lo que encontramos dentro.