sábado, 28 de mayo de 2011

Oda a 30 Rock


Es bastante curioso el caso de esta serie. Un ejemplo de lo imprevisible que es a veces la popularidad. No basta con ser excelente. Hay tantos otros factores. Por eso, mientras How I Met Your Mother y The Big Bang Theory arrasan por medio mundo, 30 Rock, fuera de Estados Unidos, no goza, ni mucho menos, del reconocimiento que merece.

Año tras año, mientras todo el mundo hablaba de esas otras serise, ésta siempre acompañaba a Mad Men (no en vano, considero 30Rock el equivalente a Mad Men en comedia) llevándose los premios gordos. 6 Globos de Oro y 14 Emmys la avalan. ¿Por qué? ¿Por qué nunca ganaba Sheldon, o Barney? Yo mismo me lo preguntaba, hasta que empecé a ver esta joya.

Así que aquí va mi pequeña oda a esta serie, que nos permite adentrarnos en el mundo de la televisión, concretamente en las vidas de los directivos, guionistas y actores de un show de sketches que en dos temporadas (listo estoy para empezar a ver la tercera) ya me tiene totalmente ganado.

sábado, 21 de mayo de 2011

Breakfast Club


Al fondo del pasillo se abren las puertas del ascensor. Andrew, todavía con la tarjeta electrónica en la mano, a punto de entrar en su habitación, se detiene y se vuelve. La curiosidad le puede. Sonríe. Por la identidad del personaje que acaba de irrumpir. Y cómo no, por los agentes de seguridad que le rodean.

Se acerca unos pasos, haciendo caso omiso de los rostros amenazantes de los guardias. Le tiende la mano a su nuevo vecino. Se presenta. Andrew Auernheimer, dice. Encantado. Éste parece sorprendentemente amistoso, le devuelve el saludo en un más que correcto inglés, y se muestra interesado en los detalles del hotel. En el día a día, en los huéspedes a los que quizá pueda incomodar su presencia. Andrew ríe, le dice que no se preocupe, al fin y al cabo éste no es un lugar común, ya lo sabrá, y le propone bajar a la sala común en cuanto se haya acomodado. Hará un par de llamadas para que todos estén ahí.

viernes, 20 de mayo de 2011

Ahora hay que hacerlo bien


Como gran admirador de The Wire, algo que creo compartir con la gran mayoría de lectores que se pasen por este humilde blog, no puedo sino sentir un cosquilleo al ver estas imágenes, al pasearme ayer por Plaza Catalunya. David Simon nos demostró en esa serie que el sistema devora a los individuos, que los corrompe, que impide el cambio o las mejoras.

Entonces, ¿qué está pasando exactamente? Se vislumbra algo grande, pero puede quedar en nada. Pues no es nada todavía, no nos engañemos. Una gran pataleta a nivel estatal, que los políticos ya están intentando utilizar para su beneficio. Son los cuatro antisistema de siempre, o al menos lo eran al principio, pero esta vez resulta que el resto de la sociedad también está harta.

En días como hoy me viene a la cabeza el nombre de Carcetti. Sus intenciones, sus ideales, y cómo acaba renunciando a ellos... Su historia, en general, debería ser estudiada por los que encabezan estas revueltas.

Por otra parte, no puedo sino citar unas palabras que me han hecho reflexionar estos días. ¿Es posible que la autodenominada Spanish Revolution no esté yendo a ninguna parte, como pronosticaba ayer Quim Monzó? Sinceramente, creo que no le falta razón en sus palabras. Pero eso sí, añadiría algo de mi cosecha. No va a ninguna parte AÚN.

domingo, 15 de mayo de 2011

Borregos

Octubre de 2009. Las imágenes se suceden en la pantalla del televisor mientras la familia come en silencio alrededor de la mesa. La presentadora empieza a hablar después de la tonadilla inicial, con su voz melosa y tranquilizante.

Un caso más de corrupción encabeza las noticias del día. Como tantos otros durante los últimos meses, y los que seguirán. Sólo que éste no es lejano, no es de un pueblo perdido junto al mar. Las escenas son dolorosamente familiares. El ayuntamiento, policías y periodistas inundando la plaza donde los niños suelen jugar a fútbol por las tardes.

Ahora los dos muchachos, ya crecidos, que rememoran esos partidos a pleno sol, en verano, ven como entre flashes y gritos se abre camino un señor de cabello canoso, cabizbajo, arrastrado por los agentes de policía a uno de los furgones que han venido a buscarle. Es el alcalde.

domingo, 8 de mayo de 2011

Fringe. El precio de ser original


La semana pasada llegó a su fin en Estados Unidos la irregular tercera temporada de Fringe, oscilando sin aparente control entre capítulos magistrales y otros (demasiados) simplemente olvidables. Hija bastarda de Lost y de Expediente X, nunca tendrá su repercusión, o su influencia en futuras series.

Sin embargo, me he visto obligado a escribir sobre ella al darme cuenta, después de ese último capítulo, extraño, decepcionante en algún momento y luego fascinante cuando menos te lo esperas, del gran mérito que tiene crear algo así. De lo necesario que es.

Fringe tiene muchísimas referencias, sí. Pero sus creadores las han utilizado para gestar un ser nuevo y maravilloso, que va tomando vida propia a medida que avanzan los capítulos. Y lo mejor de todo, no dejan de sorprendernos. Es todo lo que buscan. Sorprender y enganchar. Ser originales. Sacar trucos de la manga cuando menos lo esperamos. Lo que sea. Darnos mil detalles que analizar, o dar una vuelta sobre sí mismos y dejarnos descolocados. Igual que Lost, reniega de la perfección por querer ir más allá. Más allá de lo real. De lo lógico. De lo posible.


jueves, 5 de mayo de 2011

The Crimson Petal and The White


Serie muy minoritaria y diría que de culto la que nos ocupa hoy. Aunque ha aparecido últimamente en blogs y en todos ha sido alabada, dudo que llegue a tener la gran repercusión de otras como Downton Abbey. Ojalá me equivoque. Pues no tiene nada que envidiarle. "The Crimson Petal and the White" es, por méritos propios, una de las mejores series de lo que llevamos de año, si no la mejor.

Cuando pude ver por primera vez el avance de esta nueva serie de la BBC, lo primero que me llamó la atención fue la siguiente frase:

"La crítica británica afirmó en su día que el libro era como el que podría haber escrito Charles Dickens si hubiera disfrutado de total libertad de expresión".

Una afirmación atrevida, ya que estamos hablando del genio que nos dejó maravillas como Great Expectations. Pero después de ver la serie que ha inspirado, debo decir que hay mucha verdad en esa afirmación. Personajes marginales que buscan una vida mejor, en una época con muchos claroscuros.

Y ahí, de entre la inmundicia, adentrándonos con recelo, con temor incluso, embriagados, seguiomos al rico heredero William Rackham, casado con una mujer enferma que apenas sale de su habitación, avanzamos dando tumbos entre los deshechos de un Londres victoriano (huelga decir que la recreación de la época es soberbia) en busca de la misteriosa Sugar.

lunes, 2 de mayo de 2011

Nuestra Barcelona

Hoy me complazco en presentaros el que es mi primer y humilde corto, que rodamos recientemente Marcos Arteaga y yo por las calles de Barcelona. También destacar la inestimable ayuda de Rocío Achával, que nos ayudó a redondear la historia con su aportación final.

Espero sinceramente que no sea el último, (sé que no lo será), y si los siguientes tienen detrás la misma ilusión que éste, grandes cosas pueden llegar. ¡Así que hasta la próxima!



domingo, 1 de mayo de 2011

Picasso por Norman Mailer


Poco amante de las biografías, me sumergí hará una semana en este libro, principalmente atraído por la posibilidad de hojear un buen número de obras de este genial pintor malagueño. Y es que la cantidad de láminas (muchas a color) es destacable y variopinta. Así que con el objetivo de repasar las más importantes, y quizá descubrir algunas perlas que desconociera, me hice con él.

Y desde luego, valió la pena. Ya desde la anécdota inicial sobre su nacimiento, me mantuvo atrapado en las siguientes fases de su madurez artística y personal., pues el libro se centra en los primeros treinta años de vida de Picasso.

La cantidad de detalles y anécdotas, y sobre todo, las diferentes perspectivas (destacando los fragmentos de la autobiografía de su amante parisina, Fernande) que se nos ofrecen son tan enriquecedoras como fascinantes.